Historia

Personalidades del mundo cultural y científico, impulsaron y crearon en la segunda década del siglo XX, la Sociedad de Estudios vascos, cuyo fin primordial es la restauración de la personalidad del Pueblo vasco.

Ya en los orígenes de Eusko Ikaskuntza, D. José Miguel de Barandiaran formó parte de sus cuadros directivos, siendo miembro de la Junta Permanente de la Sociedad de Estudios vascos desde 1921 hasta 1936.

Por otra parte, sus personales iniciativas científicas en el campo de la investigación etnográfica y prehistórica se desarrollaron dentro de Eusko Ikaskuntza y las publicaciones pertinentes por él dirigidas (Eusko Folklore Materiales y Cuestionarios y el Anuario de Eusko Folklore) fueron ambas, publicaciones de la Sociedad.

Interrumpidas las actividades de Eusko Ikaskuntza en 1936 a raíz de la guerra Civil, promovió durante su exilio en Iparralde, actividades científicas como la creación de la Sociedad Internacional de Estudios vascos y el Instituto de Humanidades IKUSKA (Sección de Antropología); la publicación de la Revista de Estudios Vascos denominada Eusko Jakintza; y la celebración de los Congresos VII y VIII de Estudios vascos.

Todas estas actividades eran intencional y espiritualmente continuación de las desarrolladas por la Sociedad de Estudios Vascos en la preguerra.

Como miembro de la ultima Junta Permanente de la Sociedad de Estudios Vascos, promovió, en unión de los otros miembros pertenecientes a la citada Junta, D Justo Garate Arriola. D. Aingeru Irigaray Irigaray. D. Manuel Irujo Ollo, D. Manuel Lekuona Echabeguren y D. Joaquin Yrizar Barnova, la puesta en marcha de la Sociedad de Estudios Vascos, creando para ello en 1977 una Junta Permanente Provisional, cuya presidencia le fue encomendada.

En la Asamblea General de la Sociedad de Estudios Vascos, en Oñate, en Setiembre de 1978, fue nombrado Presidente de la Sociedad de Estudios Vascos y para este cargo fue reelegido sucesivamente en los años 1983 y 1987.

Por esta ininterrumpida vinculación suya a Eusko Ikaskuntza - Sociedad de Estudios Vascos y a su espíritu fundacional, D. José Miguel de Barandiaran manifestó su deseo de contribuir, junto con la Sociedad de Estudios Vascos, a la creación de una fundación cultural privada que llevara su nombre.

La Sociedad de Estudios Vascos - Eusko Ikaskuntza, manifestó también su deseo de contribuir, juntamente con D. José Miguel de Barandiaran Ayerbe, a la creación de una fundación cultural privada que, en reconocimiento a la ingente labor científica realizada por él, llevara por nombre Fundación José Miguel de Barandiaran.