• slider36.jpg


La grafóloga Blanca Sedano analiza la escritura de Barandiaran

La grafóloga Blanca Sedano ha estudiado la letra de José Miguel Barandiaran partiendo de sus diarios. De este modo le ha realizado una radiografía al ataundarra y dio cuenta de ello en la emisora Onda Cero el 18 de marzo.

Sedano mencionó que ha analizado diferentes etapas, en las cuales se ve la evolución que tuvo Barandiaran. Por ejemplo, en documentos de 1917, "se observa que utilizaba una caligrafía estudiada, de la época”, tal y como escribía mucha otra gente, como los docentes, por ejemplo. En ellas, "la escritura se inclina hacia la derecha porque influyen los afectos y los sentimientos en la valoración de las cosas, porque necesita contacto con los demás y aunque vemos rasgos de simpatía, (curva), también hay formas angulosas, parecidas a los dientes de una sierra, es decir, tenemos una semiangulosa que traduce una actitud intermedia entre defender enérgicamente sus propias ideas (angulosa), y tener momentos de flexibilidad (curva)".

Con el tiempo, y analizando documentos de entre 1964 y 1975, añade que “se mantienen rasgos, pero se vuelve más personal, y más actual. Hay una evolución, es él mismo”.

Cuando la periodista pregunta a Sedano por si lo que ha descubierto casa con lo que dicen los biógrafos sobre Barandiaran, la alavesa responde: “Coincide: Tenía espíritu trabajador, su independencia marcada también aparece, como su carácter no siempre amable; todo se aprecia en la escritura. No diferenciaba de cómo se sentía a como lo plasmaba.”

 Un par de ejemplos

" Las ‘t’ minúsculas ofrecen una rica y variada información. En su caso, barras muy ‘largas’ porque era curioso e impaciente, porque quería ver todo terminado al momento, hacia la derecha y unidas al asta, signo de cordialidad, decisión e iniciativa, y aún habiendo alguna horizontal, cuando razonaba en una discusión aceptando las ideas de otros si le convencían,  vemos cantidad de barras ascendentes, mirando hacia arriba porque era de réplicas rápidas y vehementes..."

Una ‘d’ minúscula preciosa (ojal unido a zona media) al poseer  imaginación creativa, invención, en Grafología la denominamos ‘del literato’: tenía capacidad literaria y espíritu intelectual en relación con el pasado (doctrina, historia) así como criterios anticonvencionales, o sea, quería romper cadenas y si la escritura denominada CALIGRAFICA es de repetir costumbres, de convencionalismo, cuando miramos las que van de 1964 a 1975 han experimentado un cambio, es más ‘suelta’.

Escuchar entrevista ( a partir del minuto 39)