Recordaron a Barandiaran en la asamblea general de Eusko Ikaskuntza

El 2 de junio Eusko Ikaskuntza realizó la asamblea anual en Oñati; no fue una reunión cualquiera, ya que con motivo del centenario de la institución se "homenajeó a los presidentes de la institución quienes, en distintas etapas y en circunstancias históricas cambiantes, asumieron la responsabilidad de dirigir Eusko Ikaskuntza con generosidad y entusiasmo", entre los cuales estaba Barandiaran.

Ei-Barandiaran

El presidente de la Fundación José Miguel de Barandiaran -derecha- después de recoger la distinción (Fotografía: Leire Gaceo)

El presidente de la Fundación, Josemari Velez de Mendizabal fue el encargado de recoger la distinción de manos de Iñaki Dorronsoro, actual presidente de Eusko Ikaskuntza. "Jose Miguel Barandiaran es un referente para toda Euskal Herria. Desde un principio su figura, su trabajo y su esencia fueron paralelamente con Eusko Ikaskuntza y después de un siglo la entidad se ha convertido en imprescindible referente cultural para este pueblo", comentó Velez de Mendizabal.

A parte de Barandiaran también fueron homenajeados Julián Elorza, Gregorio Monreal, Juan José Goiriena de Gandarias, Javier Retegui y Joxe Mari Muñoa y el Ayuntamiento de Ataun recibió el título de Socio de Honor de Eusko Ikaskuntza.

Barandiaran y Eusko Ikaskuntza (1978-1991)

La biografía humana y científica del ‘Sabio de Ataun’ se imbrica con la de Eusko Ikaskuntza, de la que fue socio fundador y vocal de la Junta Permanente desde 1922 hasta 1936. En el exilio, participó en la organización de dos Congresos de Estudios Vascos. A partir de 1976 impulsó junto a otras personalidades la refundación de la Sociedad. Elegido presidente en 1978 y reelegido hasta en tres ocasiones, fue todo un símbolo y un referente. Por su irreemplazable función de puente entre las generaciones de antes y después de la Guerra Civil, nadie encarnó como él la legitimidad histórica de la institución.