• slider36.jpg


Pese a ser un año complicado, los ganadores de la Beca Barandiaran están "disfrutando mucho" la consecución del proyecto

El jurado otorgó la Beca Barandiaran 2020 de la Fundación José Miguel de Barandiaran al proyecto Prehistoria Reciente En El País Vasco Septentrional: Cronología Absoluta Y Cambios Culturales (PreCrono). Hemos hablado con la arqueóloga Miriam Cubas Morera, directora del proyecto, para saber cómo van los avances del mismo.

Eres la directora del proyecto ganador de la Beca Barandiaran 2020; háblanos un poco del equipo.
Sí, tengo el privilegio de dirigir el proyecto ganador de la Beca Barandiaran 2020 y, ¡estamos muy contentos por ello! Llevamos varios años trabajando en la Prehistoria Reciente del País Vasco y, gracias a la financiación de la Fundación, vamos a dar respuesta a muchas preguntas relacionadas con el momento de formación de estos depósitos.

El proyecto es posible gracias al equipo de investigación que hemos formado y en el que, además, trabajamos muy bien. Hemos conseguido aunar a una elevada cantidad de investigadores, con formaciones y trayectorias diferentes, pero con intereses comunes. En el equipo contamos con profesionales de larga trayectoria en la Prehistoria del País Vasco, como Angel Armendariz, actualmente profesor titular de Prehistoria de la Universidad de Cantabria y miembro del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, y que cuenta con una amplia experiencia en el estudio de los conjuntos arqueológicos procedentes de las cuevas sepulcrales. También contamos con arqueólogos como Jesus Tapia, de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, que aporta un valioso conocimiento sobre las cuevas tanto de Bizkaia y Gizpuzkoa y que, además, es uno de los profesionales más activos en la excavación de este tipo de yacimientos en la actualidad en el País Vasco. Junto a ellos, otros investigadores como Asier Gómez Olivencia, de la Universidad del País Vasco, aporta el conocimiento sobre antropología física, un aspecto fundamental para el tipo de proyecto que planteamos, en el que la selección de los restos humanos para su estudio es uno de los pilares fundamentales.

Sin embargo, junto a investigadores consolidados, dos jóvenes investigadores mostraron su interés por participar. Izaro Quevedo, de la Universidad de Valladolid y de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, es actualmente investigadora predoctoral y su interés en la Prehistoria Reciente del País Vasco queda plasmado en su continua colaboración en numerosas excavaciones. De la misma manera, Urko Santamaria, becario predoctoral de la Universidad del País Vasco, está realizando su tesis doctoral sobre este tema en el Golfo de Bizkaia. Para ambos es una oportunidad de conocer y ampliar su formación en el registro arqueológico del País Vasco y contribuyen con su conocimiento en las nuevas tecnologías, ya que son los encargados de realizar las fotogrametrías de los huesos humanos o el sistema de información geográfica que se está realizando a partir de los datos recopilados.

Mapa Todas las Cuevas
Uno de los mapas en el que han trabajado durante el confinamiento provocado por el COVID-19; aparecen todas las cuevas sepulcrales de Bizkaia y Gipuzkoa. Fotografía: Miriam Cubas.

¿Cómo va el proyecto? ¿En qué andáis y qué habéis encontrado hasta ahora?
Pues, a pesar de la situación global actual, estamos disfrutando mucho la consecución del proyecto. Esta primera parte del año la hemos dedicado a la selección de los yacimientos más interesantes, las muestras de restos humanos más características para su estudio, la realización de sus fotogrametrías y la recopilación de todos los datos sobre las coordenadas geográficas de los yacimientos con restos humanos en Bizkaia y Gipuzkoa y de las dataciones de carbono 14 disponibles en la bibliografía. Estas actividades nos van a permitir hacer un amplio estudio sobre el fenómeno sepulcral de las cuevas en ambos territorios y compararlo así con la información disponible sobre la base de subsistencia que se conocen para estos grupos.

Este año 2020 está siendo complicado. ¿Qué dificultades habéis encontrado? Cómo prevéis llevar a cabo lo que os queda?
El año 2020 está siendo un año complicado para todo el mundo, pero, al igual que en nuestras vidas cotidianas, intentamos mantener, en la medida de lo posible, la normalidad. Hemos mantenido las reuniones, virtuales eso sí, y todas aquéllas tareas que hemos podido ir avanzando desde casa: recopilación bibliográfica, realización de mapas, …. pero, sin ninguna duda, al igual que a toda la sociedad, la alerta sanitaria ha tenido un impacto enorme en la consecución del proyecto, provocando retrasos en nuestra planificación inicial. El cierre de los museos o la imposibilidad de moverse entre territorios han supuesto un retraso de, al menos, cuatro meses que estamos intentando solventar. Sin embargo, hemos de decir que la continua comunicación con la Fundación nos ha permitido dar a conocer en todo momento los problemas con los que nos estamos enfrentando y, desde ella, se nos han ofrecido todas las facilidades posibles para continuar con el proyecto.

Esperamos que este proyecto pueda contribuir a la investigación sobre la Prehistoria Reciente del País Vasco, especialmente para una de sus etapas menos estudiadas...y, claro está, ¡iremos informando de nuestros avances!

La Fundación celebra la reunión de Patronato por vídeo

17.04.2020

La Fundación José Miguel de Barandiaran realizó el 16 de abril la primera reunión del Patronato de 2020. Se ha celebrado más tarde de lo habitual, debido a la situación creada por el Covid-19, y tras la anulación de la reunión a celebrar el 27 de marzo. Finalmente, los miembros del patronato se reunieron en vídeo y entre otros, se aprobaron por unanimidad las cuentas del ejercicio 2019 y el presupuesto del año 2020.

 Barandiaran fundazioa 2020 04 16

 

En la reunión participaron Mikel Aizpuru (Director de Patrimonio Cultural del País Vasco), María José Telleria (Directora de Cultura de Gipuzkoa), Andoni Iturbe (Director de Cultura de Bizkaia), Martin Aramendi (Alcalde de Ataun), Irati Arratibel (Concejal de Cultura de Ataun), Mikel Ozkoidi (Representante del Gobierno de Navarra), Ixone Fernandez de Labastida (Presidenta de la Fundación), Jexux Aizpurua (Eusko Ikaskuntza. Secretario de la Fundación), Arantza Cuesta (Eusko Ikaskuntza), Josemari Velez de Mendizabal (Eusko Ikaskuntza) y Zuriñe Velez de Mendizabal (Secretaria Técnica de la Fundación).

Un proyecto centrado en la Prehistoria Reciente ganador de la Beca Barandiaran 2020

La Fundación José Miguel de Barandiaran ha otorgado la Beca Barandiaran 2020 al proyecto Prehistoria Reciente En El País Vasco Septentrional: Cronología Absoluta Y Cambios Culturales (PreCrono). Dicha propuesta ha sido elaborada por el equipo dirigido por Miriam Cubas e integrado por Ángel Armendariz, Jesús Tapia, Izaro Quevedo y Urko Santamaria.

En relación con la propuesta ganadora de la Beca Barandiaran 2020 el jurado ha deliberado que el grupo que se encargará de desarrollar el estudio está formado por personas de una amplia naturaleza, por su edad, trayectoria laboral etc. “Además, al estar dirigida por Cubas, referente en su campo, nos garantiza el resultado de la investigación. El tema también ha sido clave al elegirlo, ya que poco se ha investigado acerca de la prehistoria reciente de Bizkaia y Gipuzkoa”.

En total han sido 9 las propuestas presentadas a la convocatoria, todas ellas relacionadas con el ámbito de la arqueología. El nivel de esta edición, según el jurado encargado de estudiar las propuestas, ha sido elevado. “Algunos proyectos presentados han tratado temas muy originales. Hay que destacar también la variedad de los participantes”.

mCubasMiriam Cubas Morera

Durante 2020 tendrá que desarrollar junto a su equipo el proyecto ganador de la Beca Barandiaran.

El proyecto financiado por la Beca Barandiarán 2020 aborda el estudio de la “Prehistoria Reciente en el País Vasco septentrional" más concretamente en Bizkaia y Gipuzkoa. Este proyecto se centrará en el estudio de una serie de yacimientos, bien conocidos, como son las cuevas sepulcrales. A lo largo de todo el siglo XX se han reconocido y excavado numerosas cuevas en las que han aparecido restos humanos, en ocasiones en un gran número, que han sido atribuidas genéricamente a la Prehistoria Reciente. Este proyecto pretende precisar la cronología de estos yacimientos llevando a cabo la datación de los muertos documentados en algunas de estas cavidades. De la misma manera, se llevará a cabo el análisis isotópico de estos muertos con el objetivo de saber qué alimentos consumieron mayoritariamente y poder establecer así cuáles fueron los principales recursos de su dieta.

¿En qué consistirá el trabajo y qué espera encontrar?

Consistirá en seleccionar las cuevas sepulcrales más representativas de Bizkaia y Gipuzkoa para saber en qué momento murieron los individuos en ellas depositadas y analizar los huesos para reconocer qué alimentos estaban consumiendo en el momento de su muerte. El proyecto pretende establecer una sistematización del uso de las cuevas como lugar de enterramiento entre el 7000 y 3000 antes del presente para poder así reconocer en qué momento fueron más utilizadas como lugar de enterramiento.

¿Cómo pretenden realizar su trabajo?  (metodología...)

PreCrono llevará a cabo una selección de los yacimientos más interesantes y en el que los huesos humanos se encuentren mejor conservados. A partir de esta selección, se procederá a su análisis mediante carbono 14 para conocer su cronología. También se analizarán los isótopos de carbono y nitrógeno del colágeno de los huesos para saber los principales alimentos que consumían en el momento de su muerte.

¿Qué significa ganar la Beca Barandiaran 2020?

La Beca otorgada por la Fundación Barandiarán nos ha dado la oportunidad de desarrollar un proyecto fundamental para la Prehistoria del País Vasco. El fenómeno sepulcral en contextos en cueva es un hecho bien conocido arqueológicamente, pero del que se dispone poca información sobre su cronología y duración a lo largo de la Prehistoria más reciente. La Beca Barandiarán va a permitir al equipo de investigación de PreCrono llevar a cabo un estudio sistemático sobre este fenómeno funerario.

Ixone Fernandez de Labastida, nueva presidenta de la Fundación José Miguel de Barandiaran

30.10.2019

La Fundación José Miguel de Barandiaran tiene nueva presidenta desde el pasado 25 de octubre de 2019: Ixone Fernandez de Labastida Medina (Vitoria-Gasteiz, 1979). Así lo decidió la junta de patronato en la reunión realizada en Ataun; de este modo toma el relevo a Josemari Velez de Mendizabal Azkarraga, (al frente de la Fundación los últimos ocho años) y pasa a ser la primera mujer en ocupar este cargo.

patronatu20191025 2

Representantes de Eusko Ikaskuntza en el patronato de la Fundación: Josemari Velez de Mendizabal, Ixone Fernandez de Labastida (presidenta), Arantza Cuesta y Jexux Aizpurua (secretario).

Fernandez de Labastida es doctora en Antropología y profesora en el Departamento de Filosofía de los Valores y Antropología Social de la UPV; imparte clases en la Facultad de Relaciones Laborales y Trabajo Social, no solamente en el Grado de Trabajo Social, también en el máster de Antropología Social. Es Vicedecana de Prácticas Curriculares y prácticas de Cooperación de la misma facultad.

“En gran medida soy Antropóloga gracias a Barandiaran. Recuerdo como de pequeña lo veía en ETB y eso me marcó”, les comentó la recién nombrada presidenta a los a reunidos en Ataun. “Estoy dispuesta a seguir la labor de Barandiaran, impulsando la investigación y la difusión e introduciendo la revista Eusko Folklore en el mundo académico, por ejemplo”.

patronatu20191025

Diversos temas para tratar

En la reunión del 25 de octubre no solamente se eligió presidenta, también tuvieron que aceptar sus cargos de patronos  y patronas los otros tres miembros de Eusko Ikaskuntza, así como (y por las elecciones celebradas en 2019) los y las representantes de las Diputaciones Forales, Ayuntamiento de Ataun y del Gobierno de Navarra.

Las personas reunidas en Sara Etxea fueron informadas entre otros temas, a cerca del ejercicio 2019, aprobaron la convocatoria a la Beca Barandiaran 2020, hablaron acerca del Anuario Eusko Folklore y sobre la segunda temporada de vídeos 1,2,3 Barandiaran que se estrenará antes de que acabe el año.

 

La Colección Barandiaran llega al número 20

La Fundación José Miguel de Barandiaran publica la Colección Barandiaran en la cual se recogen las investigaciones realizadas mediante la Beca Barandiaran. El 17 de octubre se ha presentado en la sede de la Diputación Foral de Álava, en Vitoria-Gasteiz, el número 20 de la Colección Barandiaran, una investigación de Edurne Urrestarazu y  Ozaita realizada gracias a la Beca Barandiaran 2017: “Arabako Errioxako Enokultura Sarea”. Ha sido editado mediante la Diputación Foral de Álava, y además del trabajo original en euskara, también se puede leer un resumen en castellano.
 
BarandiaranBilduma20 web
 
En la presentación han tomado parte la Directora de Cultura de Álava Inmaculada Sánchez Arbe, los autores del trabajo Edurne Urrestarazu y Josu Ozaita, el presidente de la Fundación Josemari Velez de Mendizabal y la secretaria ténica de la Fundación Zuriñe Velez de Mendizabal.
 
La presentación ha comenzado de la mano de la Directora de Cultura de Álava. Ha hablado sobre la Rioja Alavesa y la importancia del vino, y también ha explicado los objetivos de la investigación, dando las gracias a la Fundación por impulsar investigaciones como esta. 
 
El presidente de la Fundación, por su parte, ha añadido que trabajos como éste marcan un hito en la trayectoria de la Fundación Jose Miguel de Barandiaran, siendo esperanzador que hayan sido dos investigadores jóvenes quienes lo han realizado y además en euskara.
 
IMG-20191017-WA0004
 
“El jurado tuvo numerosas razones para otorgar la Beca Barandiaran de 2017 a Ozaita y Urrestarazu, entre otros, que era original, bien estructurado, localizado en la Rioja Alavesa (lugar poco investigado), y estaba en euskara”, ha recordado la miembro de la Fundación Zuriñe Velez de Mendizabal. “La persona que lea el trabajo se dará cuenta que el jurado no erró en su veredicto”.
 
Ozaita y Urrestarazu, por su parte, han hablado sobre el trabajo realizado: “Supimos en diciembre de 2016 que ganamos la beca. Lo vemos lejos, pero recordamos que recibimos la noticia con algría. Siendo de Gipuzkoa, aunque no está tan lejana geográficamente, hemos tenido la posibilidad de trabajar en una zona vasca bastante diferente respecto a la manera de vivir. Ha sido un recorrido bonito que nos ha permitido conocer buenos lugares y buenas personas. Hemos recabado testimonios y junto a nuestras reflexiones creemos que hemos realizado un interesante y rico trabajo”.
 
Además, “gracias a la Beca Barandiaran nos hemos sentido antropólogo y antropóloga de verdad y nos ha animado a seguir por ese camino”.
 
El número 20 de la Colección Barandiaran se puede adquirir en la Fundación Jose Miguel de Barandiaran, por 15 euros.