• slider36.jpg


Huella de Barandiaran en la novela 'Ahotsak eta itzalak'

La escritora tolosarra Maixa Zugasti publicó su novela Ahotsak eta itzalak en marzo de 2018. Según ha comentado la autora a la Fundación José Miguel de Barandiaran "para crear la trama he utilizado los informes realizados por Barandiaran en el exilio".

liburua2 1

De este modo la guipuzcoana ha publicado una ficción ubicada en el exlio, "y en el libro le he querido rendir un pequeño homenaje a Barandiaran por medio de un personaje, el Padre Basarte".

En busca del significado de la obra 'Txelemon'

Tal y como recogió On José Miguel de Barandiaran, hasta mediados del siglo XIX había costumbre de interpretar la obra de teatro Txelemon -también conocido como Zelemon- en Ataun. Era un obra sobre un juicio, en el cual se acusa y condena a un hombre de robo.

El 5 de agosto el Doctor en Filosofía Felix Gerenabarrena, publicó un artículo en El Correo titulado Txelemon-Hermes, Ataunen . "Jose Miguel Barandiaran describió la comedia que se interpretaba hasta el siglo XIX, pero estaba sin aclarar del todo su significado", ha comentado el autor. Gerenabarrena intenta descifrarlo en el artículo.

Leer el artículo.

Desde Ottawa a Sara Etxea

A principios de agosto la antropóloga Idoia Arana Beobide, residente en Ottawa, Canada, pudo visitar Sara Etxea de la mano de la Asociación Cultural Jentilbaratza de Ataun. Interesada por la mitología vasca y conocedora de la labor de la asociación acudió hasta la localidad gipuzcoana. Tenían ilusión de visitar la casa de Jose Miguel de Barandiaran, así que representantes de Jentilbaratza aprobecharon para enseñársela.

SaraEtxea Ottawa

Urrestarazu y Ozaita: "Gracias a la Beca Barandiaran nos hemos topado con una red muy amplia en la Rioja Alavesa"

Edurne Urrestarazu Garcia y Josu Ozaita Azpiroz recibieron la Beca Barandiaran de Investigación en 2016 gracias a una propuesta ubicada en la Rioja Alavesa. Han vendimiado, han realizado entrevistas con habitantes y entendidos... Se han sumergido en la cultura del vino. Acaban de entregar su último trabajo -Arabako Errioxako Enokultura Sarea (Red enocultural de Rioja Alavesa)- y ha llegado la hora de que lo lean los que fuesen miembros de jurado de la convocatoria. Pero hemos aprovechado para hablar con los dos jóvenes antropólogos e investigadores.

Habéis realizado una investigación en la Rioja Alavesa gracias a la Beca Barandiaran.
Aunque sabíamos con anterioridad que encontraríamos un lugar mojado por el vino, gracias a la Beca Barandiaran nos hemos topado con una red muy amplia. Y esa red es enocultura, una cultura fuertemente ligada al vino. Ha aflorado la identidad, las fiestas, el género, la denominación, las bodegas... Hemos querido reflejar todo ello con este trabajo ya que están entrelazados. No podíamos centrarnos en una única cosa, lo hemos cogido en su totalidad.

 IMG-20180702-WA0006

Ozaita y Urrestarazu, con el trabajo final.

¿Es el comienzo de una investigación?
Sí, cada aspecto que hemos tocado da pie a otras investigaciones. Anteriormente se habían hecho algunas investigaciones, pero más del ámbito cultural o enológicas, por ejemplo. Como antropólogos ha sido muy bonito encontrarnos con una comarca tan característica. Es un lugar muy marcado, tiene sus fronteras geográficas como Toloño o el Ebro, y ello les influye en la identidad, ya que muchas veces no se consideran ni vascos ni riojanos.

¿Qué os ha supuesto recibir la Beca Barandiaran?
Estudiamos juntos Antropología, y luego cada uno ha realizado un master, pero gracias a la Beca Barandiaran hemos podido poner en práctica todo lo aprendido en las aulas. Hemos aprendido un montón, como empezar una investigación y llevarlo a cabo hasta el fin, y de tener un mero título nos hemos sentido antropólogos de verdad. Para nosotros ha sido una gran experiencia y un buen empujón en nuestra carrera.

Además, hemos estado en una Rioja Alavesa que está muy viva, se nota que vienen cambios, está en movimiento, y lo hemos pillado en un momento muy bueno. Se están dando los pasos para crear la denominación de origen Viñedos de Álava, y hemos sido testigos de ello; ha sido hermoso poder vivirlo de cerca.

Recordaron a Barandiaran en la asamblea general de Eusko Ikaskuntza

El 2 de junio Eusko Ikaskuntza realizó la asamblea anual en Oñati; no fue una reunión cualquiera, ya que con motivo del centenario de la institución se "homenajeó a los presidentes de la institución quienes, en distintas etapas y en circunstancias históricas cambiantes, asumieron la responsabilidad de dirigir Eusko Ikaskuntza con generosidad y entusiasmo", entre los cuales estaba Barandiaran.

Ei-Barandiaran

El presidente de la Fundación José Miguel de Barandiaran -derecha- después de recoger la distinción (Fotografía: Leire Gaceo)

El presidente de la Fundación, Josemari Velez de Mendizabal fue el encargado de recoger la distinción de manos de Iñaki Dorronsoro, actual presidente de Eusko Ikaskuntza. "Jose Miguel Barandiaran es un referente para toda Euskal Herria. Desde un principio su figura, su trabajo y su esencia fueron paralelamente con Eusko Ikaskuntza y después de un siglo la entidad se ha convertido en imprescindible referente cultural para este pueblo", comentó Velez de Mendizabal.

A parte de Barandiaran también fueron homenajeados Julián Elorza, Gregorio Monreal, Juan José Goiriena de Gandarias, Javier Retegui y Joxe Mari Muñoa y el Ayuntamiento de Ataun recibió el título de Socio de Honor de Eusko Ikaskuntza.

Barandiaran y Eusko Ikaskuntza (1978-1991)

La biografía humana y científica del ‘Sabio de Ataun’ se imbrica con la de Eusko Ikaskuntza, de la que fue socio fundador y vocal de la Junta Permanente desde 1922 hasta 1936. En el exilio, participó en la organización de dos Congresos de Estudios Vascos. A partir de 1976 impulsó junto a otras personalidades la refundación de la Sociedad. Elegido presidente en 1978 y reelegido hasta en tres ocasiones, fue todo un símbolo y un referente. Por su irreemplazable función de puente entre las generaciones de antes y después de la Guerra Civil, nadie encarnó como él la legitimidad histórica de la institución.